Vida después de Bancarrota

Declararse en bancarrota no arruinara su crédito permanentemente

Es entendible, muchas personas tienen preocupaciones sobre declararse en bancarrota. Uno de los miedos más grandes es pensar que destruirá su crédito por siempre. La verdad es que declararse en bancarrota puede ser uno de los mejores pasos a tomar para salir de deudas y empezar a reconstruir su crédito.

Tratar de saldar un acreedor a la vez puede ser un proceso lento y agonizante. En algunos casos, es simplemente imposible de saldar todo lo que debe. Mientras se encuentre en deuda, su acreedor seguirá reportando este hecho y su puntaje de crédito se seguirá hundiendo. Declararse en bancarrota le bajara el puntaje de crédito inicialmente, pero a la larga, le puede permitir a empezar de nuevo con una pizarra fresca.

North & Sedwick Law está aquí para proveer una dirección legal profesional y comprensiva a individuos, familias y negocios considerando bancarrota en Illinois. Con una década de experiencia en cortes federales, El abogado y contador público (CPA) de la empresa es un opción fuerte para aconsejarle es sus opciones de alivio de deuda.

Consejos para reconstruir su crédito

Muchos individuos empiezan a recibir ofertas de tarjetas de crédito en solo semanas después de declararse en bancarrota. Otros descubren que pueden calificar para préstamos hipotecarios en tan solo 18 meses después declararse.

Para reconstruir su crédito lo más pronto posible después de la bancarrota, tal vez quiera:

  • Priorizar sus gastos y ceñirse a un presupuestó estricto.
  • Asegurarse de pagar todas sus cuentas al corriente y en completo
  • Aplicar para una tarjeta de crédito asegurada y usarla solo en compras necesarias

Contacte un abogado de bancarrota y alivio de deudas de Chicago

Haga una cita inicial gratis llamando a North & Sedgwick Law a 312-878-8429. También puede contactar la firma vía correo electrónico.

El abogado habla español.

La firma es una agencia de alivio de deuda ayudando a personas a declararse en bancarrota bajo los códigos de bancarrota.