Abogado de Chicago y el capitulo 11 de bancarrota

Proveyendo asistencia y consejería financiera profesional

El capitulo 11 provee vías para empresarios individuales, asociaciones, corporaciones y negocios a reconocer sus deudas. Individuos cuyas deudas no garantizadas excedan $350,000 pueden también declararse bajo capitulo 11. Porque el proceso de reorganización es complejo, guía legal profesional es esencial.

North & Sedgwick Law provee a negocios a través de Illinois con conocimiento y consejería estratégica legal. La misión de la empresa es guiar nuestros clientes a la estabilidad financiera mientras se protegen sus empresas y carreras. El abogado de la empresa para el capitulo 11, Paul Camarena, es una contador público certificado (CPA) que ha practicado exclusivamente en cortes federales por los últimos 10 años.

Manteniendo los negocios funcionando mientras se reestructura la deuda

A diferencia de otros tipos de bancarrota, capitulo 11 permite a los dueños de negocios ser un deudor con posesión. En esencia, él o ella retienen el control los bienes del negocio. En algunos casos esto significa que él o ella pueden rechazar contratos, plazos de pagos prolongados, oponerse a la reivindicación de los acreedores, evitar embargos y más.

El capitulo 11 provee herramientas legales valiosas que permite a dueños de negocios mantener sus empresas funcionando mientras resuelven sus cuestiones financieras tales como:

  • liquidación de bienes con equidad
  • ponerse al día con los impuestos en mora
  • abordar pagos retrasados a proveedores

Declararse en bancarrota bajo el capítulo 11 es a menudo particularmente benéfico para dueños de pequeños negocios.

Contacte a un abogado de bancarrota de negocios para Chicago, Cícero y Berwyn

Haga una consulta inicial gratis con un abogado de alivio de deudas llamando a North & Sedgwick Law a 312-878-8429. También puede contactar la firma vía correo electrónico.

El abogado habla español.

La firma es una agencia de alivio de deuda ayudando a personas a declararse en bancarrota bajo los códigos de bancarrota.