Abogado de chicago y alivio de deuda de préstamos de día de pago

Ayudando a clientes a escapar de tasas de interés asombrosas

Cuando inesperadas necesidades financieras surgen, muchas personas acuden a préstamos de día de pago para cerrar la brecha hasta el siguiente día de pago. También conocido como avance de efectivo, o prestamos de avance hasta el siguiente día de pago. Estas formas de alivio temporal vienen con un alto precio. Tasas de interés que fácilmente puede exceder el 300 por ciento, y para saldar el primer préstamo, una persona tiene que obtener un segundo.

North & Sedgwick Law es una empresa de Illinois que ofrece los servicios de un abogado de Chicago especializado en alivio de deudas de préstamos de día de pago, con 10 años de experiencia en cortes federales. El abogado Paul Camarena puede aconsejarle sobre sus derechos bajo los códigos de la ley de bancarrota federales. El también provee representación personal y atenta, sin pasar los clientes a asistentes legales o asociados menos calificados.

¿Si no pago el préstamo, seré acusado de fraude?

No es poco común que prestamistas de efectivo adelantado traten de intimidar a sus clientes. Ellos pueden decirle que si un cheque post fechado rebota o si usted falla en pagar el dinero, usted ira a la cárcel. Sin embargo, los cargos criminales por dar cheque sin fondos no se aplica en préstamos de día de pago.

Al igual que con una tarjeta de crédito o cuenta medica, las deudas de préstamos de día de pago son consideradas no garantizadas y son elegibles a la liberación por bancarrota. La ley federal lo permite, así que no vacile en ejercer sus derechos.

Consulta gratis con un abogado de bancarrota en el condado de Cook

Si tiene alguna pregunta sobre liberar un préstamo de dia de pago a través de bancarrota, por favor pida una consulta inicial gratis, simplemente llame a North & Sedgwick Law a 312-878-8429. También puede contactar la firma vía correo electrónico.

El abogado habla español.

La firma es una agencia de alivio de deuda ayudando a personas a declararse en bancarrota bajo los códigos de bancarrota.